Necesito realmente un trípode?

Quizas sea (casi seguro) una de las preguntas que mas me hacen mis alumnos cuando comenzamos a hacer practicas.

Todo dependera del tipo de fotografia que quieras hacer, seguramente si te gusta la fotografia de calle no necesitaras un tripode, mas bien una pequeña camara que te permita pasar inadvertido. Pero si en cambio lo que te gusta es la fotografia de paisaje, macro, bodegon, arquitectura, nocturna y alguna mas, entonces si que sera imprescindible que te hagas con un tripode estable y al mismo tiempo “ligero”, para que no acabes tentado de dejarlo en casa cada vez que salgas a hacer fotos.

Comprar un trípode no es fácil. En primer lugar hay que entender si es adecuado para tu cámara o si es capaz de soportar su peso. Además, todos sabemos que el equipo fotográfico a veces puede ser muy engorroso, por lo que es importante que el trípode no ocupe demasiado espacio.

El trípode es una herramienta indispensable para casi cualquier fotógrafo. La estabilidad es fundamental para muchos tipos de fotografía, entre los cuales se encuentra el paisaje, la arquitectura, macro, la naturaleza muerta y safari fotográfico para fauna y aves. También es muy útil en la fotografía deportiva o de otro tipo de acción (aunque en este último caso se prefiere el monópie).

Por lo tanto no se debe escatimar tiempo para la investigación ni dinero para comprar un trípode.

Las partes de un trípode

Tripode de la marca Italiana Manfrotto.

Tripode de la marca Italiana Manfrotto.

El tripode por lo general esta formado por:

Tres patas, (por supuesto) a menudo divididas en un número de secciones telescópicas variables, una base sobre la que convergen las piernas, un soporte central  extensible (integral y deslizante en la base), para aumentar la altura total del trípode.
Además de estas partes debe considerarse la rotula fotográfica, complemento necesario de cada tripode. En la mayoría de los modelos económicos se integran, pero las mejores soluciones son aquellas en las que la rotula está separada del trípode. Para que puedas elegir el cabezal adecuado para tus necesidades.

Construcción: Tamaño y peso

Para elegir un trípode se tiene que tener en cuenta los dos primeros requisitos, a menudo contradictorios: la portabilidad y facilidad de uso.

No hay duda de que un gran trípode, alto y pesado es mucho más estable y polivalente que uno ligero (de carbono), pero arrastrar un tripode que aporta unas prestaciones (y quilos) que no vas a necesitar no tiene sentido. Ademas corres el riesgo de pensartelo dos veces antes de salir de casa con el. Yo os recomiendo que cuando vayais a vuestra tienda de confianza, le expliqueis al vendedor cuales son vuestras necesidades fotograficas y seguro que el os mostrara el mas adecuado.

Dimensiones

Para juzgar adecuadamente el tamaño del trípode y ver si es adecuado a tus necesidades, tienes que evaluarlo  abierto y cerrado. En este último caso la mejor posición es mejor cuanto más corto y por lo tanto ocupando menor espacio.

Digamos que para la portabilidad 40-50 cm (excepto la rotula) tiene una medida media para los considerados tripodes pequeños; cuanto más supere este valor, más incómodo va a ser llevarlo a todas partes. Hay que recordar que en el soporte debe llevarse una rotula (que puede ser alta de 10 a 30 cm, por lo general).

Peso

El peso también es importante: un trípode muy pesado es estable y adecuado para exposiciones de larga duración, pero también es incómodo y molesto para llevar a todas partes como en excursiones a la montaña.

Trípodes pesados ​​son los que superan el kilo y medio, llegando a un máximo de tres kilogramos e incluso más allá. Los trípodes ligeros en cambio caen por debajo de este valor, a veces incluso por debajo del kilo.

El peso depende casi exclusivamente de los materiales utilizados para construir el producto: aluminio, magnesio y titanio tienen peso generoso, excelente estabilidad y la inmovilidad debido a la vibración. Estos son los materiales más comunes (especialmente aluminio), y representan el mayor segmento del mercado. Su precio, en comparación con otros materiales, es bastante barato.

El carbono es el material que proporciona la mejor ligereza, a expensas de un poco de inestabilidad (pero con una excelente amortiguación a las vibraciones). Desgraciadamente, el coste de este material son mucho más alta que la anterior, y por lo tanto los tripodes realizados en fibra de carbono llegar a ser muy caros.

Estabilidad

La estabilidad se ve afectada por más o menos todas las características anteriores de esta manera:

la estabilidad aumenta al aumentar el peso y viceversa,
la estabilidad es mayor en los tramos menos elevados y menos en los superiores,
la estabilidad es mucho mayor en los tramos con la columna central no extendido, mientras que disminuye cuando la columna central se extiende a su altura máxima.
Además del tamaño y peso, la estabilidad también se ve afectada por algunos aspectos constructivos del trípode, en particular:

la estabilidad se incrementa cuando el número de secciones en que se dividen las piernas es más pequeño,
la estabilidad se puede aumentar cuando el extremo inferior de la columna central se coloca un gancho de fábrica en los que es posible unir los pesos (por lo general la mochila) a fin de equilibrar mejor todo el sistema,
También puede aumentar la estabilidad en el caso de que los pies están diseñados para acomodar el suelo, por ejemplo, por las puntas de acero.

Ten en cuenta:

el peso de la cámara (con batería y tarjeta de memoria)
el peso de cualquier empuñadura de batería (que también este llena de su peso con la batería),
el peso más pesado de tu kit de lentes,
el peso de cualquier flash,
el peso de otros accesorios conectados a la máquina,
el peso de la rotula de la cámara que se necesita para que coincida con el tripode.

Ejemplo práctico basado en un kit: Pentax K-5 (sólo 670g cuerpo), batería (80 g), empuñadura (250 g), otra batería (80 g), 3S objetivo Tair 300 mm f / 4,5 (1400g), rotula de bola Shoot-KS-1 (530 g).

El total es de 3010g, y más de 3 kg.

Entonces tendrás que elegir un trípode que la capacidad máxima sea de al menos 5-6kg, o al menos 8-9kg para ser aún más seguro.

Para finalizar os dejo una posible eleccion por mi parte:

Manfrotto Befree

  • Innovador trípode especialmente orientado a los fotógrafos que aman los viajes
  • Compacto, ligero y portátil, mide 40 cm plegado y un peso de 1.4 Kg
  • Posee una carga máxima de 4 kg, garantizando una gran estabilidad y robustez incluso al utilizar objetivos zoom largos 
    Manfrotto Befree - Kit de trípode con rótula de bola (aluminio), color negro

    Manfrotto Befree – Kit de trípode con rótula de bola (aluminio), color negro

     

Esta entrada fue publicada en Equipo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *