Consejos para crear una composicion fotografica interesante.

“Las reglas se hicieron para romperse!”

A menudo oímos esta afirmacion por los apasionados del arte y especialmente la fotografía, con ambiciones artísticas más o menos probadas por hechos.
Muy cierto, alejarse de las normas y la exploración de nuevos mundos ayuda a caminar con nuestros propios pies y, a menudo, incluso a tomar mejores fotos. Pero antes de que violes las reglas, es mejor que las conozcas un poco mejor. (En particular, las relativas a la composición fotográfica.)

Existen los que saben todo acerca de las especificaciones técnicas de una camara fotografica y son generosos dando consejos a los amigos de cuales son los mejores objetivos para comprar, pero luego frente al arte de componer una imagen muestran sus límitaciones. La capacidad de “ver” una imagen antes de disparar es un talento, pero se puede mejorar mucho mediante la aplicación y la experimentación.

Las reglas no nacen para atormentar a los fotografos,  pero tienen en cuenta la forma en que un ser humano visualiza las imágenes y por lo tanto indican una manera de conseguir por lo menos, algo que se puede considerar “una buena imagen”.

Hablemos de la regla de los tercios…..pero no solo de esa:

1 – La regla de los tercios: comienza por trazar dos lineas verticales  y dos horizontales dividiendo la cuadricula de la camara en tercios. El efecto que se obtiene al colocar el tema en la intersección de dos de esas líneas, o a lo largo de una de las líneas es interesante y da potencia a la imagen.

Campo de girasoles, Turkia.

Campo de girasoles, Turkia.

2 – Lineas fugadas: encuadrar la escena de manera de dar importancia a las líneas continuas en la escena (por ejemplo, barandas, puertas …); obtenemos puntos de fuga hacia donde direccionar la mirada del expectador.

3 – Lineas diagonales: aprovechas las lineas diagonales para dar “movimiento” a la imagen.

4 – Marcos naturales: puertas, ventanas, la ventana del coche y otros marcos naturales ayudan a destacar y resaltar elementos de la imagen;

5 – El contraste entre el objeto y el fondo: jugar con un fuerte contraste es un arte que no es fácil, busca fondos (luz, textura, color…) que ajuden a destacar al sujeto principal y no distraigan la mirada.

6 – Llenar el encuadre: “Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, es que no estabas lo suficientemente cerca”  Robert Capa.

7 – Ojo dominante en el centro: los ojos son muy importantes en un retrato; por lo tanto el consejo es de posicionar el ojo dominante en el centro de la foto; la impresión para el observador es de ser seguido por la mirada del sujeto inmortalizado;

8 – Elementos repetidos: modelos, objetos recurrentes, estructuras repetitivas son en sí mismos elementos interesantes en una foto; el truco es tratar de ir más allá de una situación en la que el esquema se interrumpe de alguna manera: por ejemplo, un bosque de paraguas de color rojo con una sola sombrilla amarilla en el medio;

9 – Simetría: el cerebro humano ama la simetría (bueno, no a todos) o al menos es atraído; buscala y experimenta.

Y ahora, a hacer buenas fotos.

Esta entrada fue publicada en Composicion y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *